Carta de Bienvenida
CARTA DE BIENVENIDA

Saludos y mis mejores deseos,

Muchos de nosotros empezamos el nuevo año con propósitos y deseos de mejoría tanto en los aspectos personales como de negocio y, por supuesto, familiares. Próspero 2010Y esta reflexión acerca de renovarnos siempre es positiva, al menos en lo que se refiere a hacer inventario de lo que tenemos, de lo que queremos y de lo que estamos dispuestos a hacer en este nuevo año y nueva década.

Así, en este momento es cuando muchas familias se ponen a pensar sobre el futuro de sus hijos, en  especial si van a cambiar de escuela o pasarán al siguiente nivel en su desarrollo escolar. También, claro, es momento de reflexión sobre las finanzas, al enfrentarnos a los aumentos que cada año nuevo trae, la traida y llevada cuesta de enero, que normalmente se va alargando también a febrero y un largo y quizá muy costoso etcétera...

En este sentido, le invito a considerar como uno de sus propósitos el mejorar su estilo de vida, al decidirse a fincar su residencia--ya sea permanente o bien de fin de semana--en Villas Premier en Tequisquiapan. De seguro le resultará a usted y su familia de gran beneficio.

Hablando de relaciones familiares, reflexione en el Articulo Principal junto con Helios Herrera si todos los días encontramos lo que buscamos y si nuestra conducta y actitud son las mismas en el campo laboral y en el familiar.

En el Articulo Especial, leerá un texto que seguramente le llevará a otro tiempo. Fíjese bien, puede ser que al terminar de leerlo tenga una gran sonrisa en su rostro y una sensación de añoranza en el cuerpo... Recupérelos para su vida más plácida y feliz (que también es parte fundamental del éxito) y haga todo lo necesario para garantizar que sus hijos puedan tener también esa experiencia en el futuro.

Espero que le sean de alto provecho.

Contácteme y le platico de las promociones para que haga suya una de nuestras Villas Premier de una a cuatro recámaras, según su presupuesto y necesidades.

Le envío un cordial abrazo,
Fernando Merino
Fernando Merino del Castillo
Bienes Raíces Merino
Tel.: 0155-5601-4736
Cel.: 044-555-376-8091
fmdelcastillo@hotmail.com

Aproveche la pre-venta de Villas Premier en Tequisquiapan, Qro.
VILLAS PREMIER:
Su decisión para una mejor vida familiar...
Ya es una realidad, disponible para usted.

Llámenos para una cita, conozca Villas Premier y se enamorará de ellas:
Fernando Merino
Bienes Raíces Merino
Tel.: 0155-5601-4736
Cel.: 044-555-376-8091
Email: fmdelcastillo@hotmail.com


 

Articulo Principal
ARTICULO PRINCIPAL:
¿ENCONTRÓ TODO LO QUE BUSCABA?,
por Helios Herrera
 

Seguramente en más de dos ocasiones te has asomado discretamente del otro lado de la caja registradora en cualquier supermercado, para reírte, o al menos sonreír, al coincidir tu mirada con el plastificado que sentencia a la prestadora de servicios: 

--Sonríale al Cliente.
--Pregúntele si encontró todo lo que vino a comprar.
--Despídase amablemente.

Como consultor, aplaudo y celebro el esfuerzo por tratar de sistematizar prácticas profesionales de buen trato al cliente, pero... ¿qué hay cuando la respuesta es un categórico "NO"?

¿Se puede, realmente, sistematizar en forma superficial el trato correcto al cliente sin trabajar a profundidad en la importancia que tiene primero como ser humano?

En nuestras conferencias de sensibilización al cambio y fortalecimiento de actitudes proactivas, he encontrado, durante más de 18 años, que la gente en general no sólo está dispuesta a ser positiva, sino que quiere serlo de tal suerte que tratar de sistematizar prácticas actitudinales resulta aparentemente fácil.

La cuestión es que el entorno sobre el que se pretende trabajar no siempre es tomado en cuenta.

Desde los "tengo demasiados clientes," "mi jefe no me apoya," "la solicitud de servicio del cliente sale por completo de mi zona de control," hasta los reales y hasta cínicos "a mi no me importa," "no me van a pagar más si le sonrío al cliente," "me vale," "ya es mi horario de salida"...

Por supuesto que hay una parte objetiva y otra subjetiva, y ambas en mi opinión, tienen importancia. Cuando tratamos de sembrar "la semilla" de la buena actitud en el trabajo, debemos escarbar mucho más profundo; y acariciar el nivel--primero--de la buena actitud en la vida.

¿No podríamos auténticamente interesarnos un poco--sólo un poco--en la persona que tenemos enfrente, más allá que en su mero bolsillo?

Bueno, si de plano nuestra propia pequeñez y equivocada percepción de nosotros mismos no alcanza para más, procuremos conscientemente cumplir con las políticas de sistematización de cultura de nuestra empresa, pero hagámonos el favor de llevarlas un poquito más allá de nuestro horario de trabajo.

No tienes idea, amable lector, de cuántas personas me escriben comentarios como: "Helios, en tu próxima sesión en la empresa de mi esposo, me gustaría mucho que le convencieras de que me trate como si fuera yo un cliente," "mi papá tiene tiempo, paciencia y escucha a cientos de vendedores todos los días, pero a mí, nada...". 

Somos quienes más amamos a nuestros hijos o seres queridos, pero quienes --paradójicamente--peor los tratamos.

Si alguien se atreviera a hablarle en el tono que tú le hablas a tu esposa, ¿qué harías? Si por cualquier motivo, un adulto jaloneara o pellizcara a tu hijo, ¿cómo reaccionarías? Alguna vez en alguna acalorada discusión con un cliente, ¿le has contestado en el tono de voz y con la postura actitudinal que te permites para con tu pareja, tus hijos o tu mismo?

Cuando empiezas en casa forjas un hábito que se convierte en estilo de vida, hasta que tu cerebro no decodifica otra realidad. Sólo puedes tratar a otra persona con todo el compromiso, respeto e interés que eres capaz porque forma parte de tu educación.

Lo que le des a la vida te será regresado. Por tanto, al llegar a casa y despojarte de tu armadura de profesional, cuando refrescas el rostro con agua nueva antes de dormir... pregúntate en el espejo: el día de hoy... ¿encontraste todo lo que buscabas?

Cuando la semilla es sembrada "más abajo," al germinar se convierte en estilo de vida, no sólo en forma de trabajo.
 
 

Acerca del autor
Helios HerreraHelios Herrera es consultor en desarrollo humano y productividad, conferenciante y escritor, desde hace más de 18 años. Director de H H Consultores, S.C. Está disponible para compartir tus inquietudes en su email:
helios@hhconsultores.com

IR AL INICIO
 
 

Articulo Especial
ARTICULO ESPECIAL:
DE CUANDO..., de autor anónimo

Venga, escuche por un momento, hablemos de otro tiempo...

De cuando las decisiones importantes se tomaban mediante un práctico... "De tin marín de do pingüé... Cúcara mácara, títere fue, yo no fui, fué Teté, pégale, pégale que ella fué..."

De cuando se podían detener las cosas si se complicaban con un sencillo... "No se vale" o un "¡Zafo...!" dicho a tiempo.

De cuando la piedra era más fuerte que las tijeras, pero el papel le ganaba a la piedra.

De cuando los errores se arreglaban diciendo simplemente... "¿Empezamos otra vez?"

De cuando el peor castigo y condena era que nos hicieran escribir 100 veces... "No debo..."

De cuando, para salvar a todos los amigos, bastaba con un grito de... "¡Un, dos, tres por mi y por todos mis amigos...!"

De cuando descubríamos nuestras más ocultas habilidades, a causa de un... "¡A que no puedes hacer ésto!"

De cuando no había nada más prohibido que jugar con cohetes... sobre todo en diciembre.

De cuando lo único que nos hacía correr como locos era... "¡El último que llegue es...!"

De cuando... [dele igualmente a sus hijos la felicidad de recuerdos gratos...]De cuando volar alto era llevar un modelo de avión en la mano y correr lo más rápido que podíamos.

De cuando "Policias y Ladrones" era solo un juego para el recreo, y por supuesto era mucho más divertido ser Ladrón.

De cuando la más moderna, poderosa y eficiente arma que se había inventado era... La bomba del globo con agua.

De cuando aquella moneda bajo la almohada dejada por el Ratón de los Dientes, era un tesoro para comprar todo tipo de dulces.

De cuando "¡GUERRA!" no significaba más que bolas de papel durante las horas libres en clase.

De cuando los alimentos básicos y esenciales eran tan solo leche con galletas y los dulces a diario (junto con un Gansito de tarde en tarde).

De cuando quitarle las ruedas pequeñas a la bicicleta significaba un gran paso en la vida.

De cuando el Negocio del Siglo era cambiar esas estampas del álbum más soñado por todos, después de pasarnos quince o veinte minutos en el "Ya, ya, ya, ya... ¡no!"

De cuando todos nos admiraban si lográbamos cruzar la cuerda al saltar...

De cuando encontrar cualquier trozo de yeso o tabique era un gran descubrimiento para formar un círculo en el piso y jugar "Stop".

De cuando un balón, una cuerda y dos amigos eran suficientes para pasarla bien toda la tarde...

De cuando la mejor seguridad que teníamos si nos asustaba algo, era saber que nuestros padres estaban atentos y al pendiente de nosotros (además del abrazo reconfortante, por supuesto).

De cuando todas esas cosas tan sencillas nos hacían felices, simplemente porque sí. Y no necesitábamos nada más.

Si puede recordar la mayoría de estas cosas y he conseguido que sonría, entonces significa que ha tenido una infancia feliz.

Y que todavía le queda dentro algo del niño o niña que éramos no hace tanto tiempo...

Así que envíe ésto a quien necesite un pequeño descanso en su apretada y agitada vida de adultos o que está entrando a ella y se agobia.

Nunca pierda al niño que llevamos dentro, porque le da un sentido muy especial a nuestra vida.

Y el último en leerlo... ¡LAS TRAE!

¡PÁSALA Y SI NO, ERES UN HUEVO PODRIDO!
 
 

Acerca de este texto:
Este artículo nos fue enviado por email por Yazmín Esquivel, aunque desconocemos su autoría. Si la conoces, te agradeceremos que nos la comuniques.
Adaptado, corregido y aumentado por www.JorgePinkus.com

IR AL INICIO

. ..


ESTOY A SUS ÓRDENES:
Fernando Merino del Castillo,
Bienes Raíces Merino
Aniceto Ortega 1002
Col. Del Valle
México, DF. C.P. 03100
Tels: 0155-5601-4736
Cel.: 044-555-376-8091
fmdelcastillo@hotmail.com



 
 
 
 
 
 
 
 
 

Aproveche la preventa de Villas Premier
¡APROVECHE NUESTRA PROMOCIÓN!
en Villas Premier:
CONTÁCTEME PARA APROVECHARLA: 
Fernando Merino 
Tels: 0155-5601-4736 
Cel.: 044-555-376-8091
fmdelcastillo@hotmail.com
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


¿Le sería importante estar en contacto con todos sus clientes y prospectos, mes a mes?
Con el Sistema Contacto Continuo Automático enviamos un Boletín como éste (pero personalizado con sus datos, imagen e información) mandado en su nombre y sin que usted se preocupe por los detalles.
¡Haga click aquí!

Diseño, mantenimiento y envío: ContactoContinuo.com

©  Todos los Derechos Reservados ¡PARA USTED! Puede reenviar este boletín a todos sus amigos y conocidos,
siempre y cuando lo haga en su totalidad, sin modificar ninguno de sus contenidos y todos los enlaces aparezcan activos.